Consejos para saber cómo comprar un inmueble en la playa

moraira

Si has ido a dar con estas líneas es porque, de un modo u otro, te están planteando la posibilidad de adquirir un inmueble en alguna población costera como puede ser Moraira, Javea o Dénia. Pues bien, para que esta inversión te sea lo más rentable posible y puedas realizarla con todas las garantías posibles, te vamos a enumerar una serie de aspectos que tienes que tener muy en cuenta a la hora de adquirir tu nueva propiedad ya que de ellos va a depender el precio final del mismo.

La calidad general del inmueble

En primer lugar, y como no podía ser de otro modo, tenemos que hacer referencia a las calidades del apartamento o del chalet que vas a adquirir. Unas calidades que si tenemos en cuenta que van a ser para un lugar en el que no vamos a habitar de manera frecuente deberán ser unas que tengan una buena relación calidad-precio.

Con esto queremos decir que no es necesario, ni mucho menos, que sean las mejores calidades del mercado pero sí que nos permitan vivir con cierta solvencia y que tengan cierta calidad. Por ello te recomendamos un término medio de manera que te vas a poder ahorrar una buena cantidad de dinero con respecto a unas calidades de clase superior.

El entorno

El entorno es algo fundamental. Del mismo modo que, para el caso de nuestra primera residencia, no es lo mismo vivir en una zona apartado, en una urbanización de lujo o en el centro de la ciudad, en este caso tampoco es lo mismo.

Por ello, te recomendamos que eches un vistazo a tu alrededor y valores el hecho de tener o no familia de manera que si la tienes puedas decantarte por un lugar que tenga zonas ajardinadas, por ejemplo, así como otras maneras de recreo. Sin embargo, si es para ti solo o para una pareja nada más, puede ser que te ahorres un buen dinero si optas por una urbanización normal o incluso una sencilla comunidad de vecinos.

La distancia a la playa

Es el turno de uno de los factores que son determinantes. Nos estamos refiriendo a la distancia que hay desde el inmueble que vas a comprar a la playa. Y es que si estamos hablando de una residencia en una localidad costera, lo ideal sería que estuviera lo más cerca posible. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que según diferentes estudios la diferencia en 200 metros con respecto a la playa de un inmueble y otro puede ser del 25% en el precio final. Una situación que tenemos que valorar y saber si no nos importa desplazarnos esa cantidad de metros o por el contrario queremos disfrutar, como suele decirse, de un inmueble en primera línea de playa con todas las comodidades que ello implica.

Y a las zonas de ocio

Para terminar tenemos que hacer referencia a las zonas de ocio y de restauración. De hecho, a pesar de que una persona, o una familia acude a la playa para descansar, lo cierto es que siempre es positivo, de hecho muchas familias así lo valoran, el hecho de estar a pocos metros de zonas en las que se pueda pasar un buen rato, como por ejemplo los más pequeños de la casa, o zonas en las que se pueda comer o beber algo. Es por ello por lo que un inmueble cerca de este tipo de zonas te va a salir algo más caro que uno que esté, dicho de otro modo, alejado del mundanal ruido de una localidad anclada en la playa.

Cuatro aspectos, aunque en realidad podrían ser más, que tendrás que evaluar y tener muy en cuenta si quieres que tu inversión sea un éxito y no tengas que arrepentirte. Además, incluso, en caso de que hagas una buena elección vas a poder rentabilizar la inversión llegado el caso de que tú no quieras alojarte allí.