Por qué no ha funcionado el teletrabajo

por | Agosto 16, 2017

El teletrabajo

Nos encontramos en un momento en el que se dispone de todas las posibilidades tecnológicas para trabajar a distancia. Y parece que todo el mundo tiene claras las ventajas de no tener que ir a la oficina obligatoriamente todos los días de nueve a seis. Entonces ¿por qué no ha triunfado el teletrabajo?

Tenemos teléfonos móviles, ordenadores portátiles, internet de alta velocidad, discos duros externos, túneles encriptados VPN, llamadas a tres, videoconferencia, archivos compartidos en la nube, internet en el teléfono… tenemos todo lo necesario para trabajar en cualquier momento, desde cualquier lugar.

Con el teletrabajo nos ahorramos los desplazamientos, y sobre todo los desplazamientos en hora punta. Muchos empleados se quejan de que el momento más estresante del día es precisamente el desplazamiento al trabajo. Los trabajadores llegan cansados, crispados, con la sensación de haber perdido el tiempo, como si hubieran sido obligados a hacer algo absurdo.

¿Que es eso que hace tan importante ir a la oficina? Mi respuesta es: Las personas, el contacto humano. Los negocios los hacen las personas, no las empresas. El hombre es un animal social, y para cualquier humano, los aspectos más importantes de su vida tienen que ver con otras personas. La tecnología de lo virtual y de las relaciones a distancia aún no puede sustituir a la cercanía del contacto en el mundo físico.

Algunos expertos consideran que el teletrabajo sí que está funcionado, donde ha encontrado terreno fértil, y ha demostrado sus ventajas y beneficios. La principal barrera es la inseguridad de los directores de empresas, que no quieren abandonar la mentalidad controladora y reemplazarla por una de resultado, pero hoy en día eso ya no debería de suponer ningún problema, pues hay herramientas que nos pueden ayudar a minimizar los riesgos de que los empleados nos cobren por más horas de la cuenta, por poner un ejemplo. Aunque aun le falta un largo camino por recorrer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*